Bola fuego cae en Yucatán

El día 22 de septiembre en Ichmul se vio una bola de fuego que cruzó el cielo y se estrelló en una zona próxima al poblado. Los lugareños se encuentran realmente atemorizados ya que los científicos no determinaron de qué se trata, algunos sostienen que puede ser un asteroide o bien chatarra espacial.



Apenas cayó el extraño objeto de Ichmul se vio un fuerte resplandor de color verde azulado que se apagaba y se incrementaba repentinamente. Existe una gran cantidad de testigos ya que justo en ese momento los pobladores asistían a una función de circo en el centro del pueblo y todos vieron como una bola de fuego cruzaba el cielo a gran velocidad. Antes de tocar tierra este objeto estalló y así cayeron numerosos fragmentos.



El objeto de Ichmul cayó el día domingo 22 de septiembre a las 8:30 horas. Algunos lugareños se acercaron al lugar del impacto, rescataron trozos y los armaron formando figuras humanoides. Esta es la fotografía que más circula por internet. 



Cuando el objeto estalla se produce un corte de la energía eléctrica hecho que incrementó el temor de los vecinos del lugar ya que veían el resplandor azulado que emitía el objeto estrellado. Esta luz perduró durante unas 6 horas.
Al día siguiente cuando las autoridades se acercaron al lugar vieron que no había rastros de incendio tal como pensaron ya que asociaban el fuerte resplandor a un incendio en la zona.
En estos momentos, se están realizando numerosos estudios para determinar qué es lo que cayó en Ichmul.

Desciframiento del Calendario Maya

Los esfuerzos por entender el calendario maya comienza en el siglo XIX cuando muchos arqueólogos y estudiosos del pasado comienza a tener interés en esta cultura. Gracias al calendario se pudo dar un paso gigantesco en el entendimiento de la escritura maya ya que se comprendieron muchos símbolos deduciendo mediante la aritmética.
Los calendarios mayas gobernaban muchos aspectos de la vida maya por ejemplo: los rituales, las cosechas. Los antiguos mayas fueron grandes observadores del cielo y construyeron su calendario en base a los movimientos de astros como el Sol, la Luna y Venus. Descifrar estos complejos calendarios tomó más de un siglo en el que el esfuerzo de los investigadores fue muy grande. El primero paso fue comprender cómo funcionaban los calendarios mayas.

Los números Mayas


En 1832, Constantine Rafinesque publicó un estudio en el que explicaba el sistema numeral Maya. Este autor expone que los mayas usaban un sistema de barras y puntos para representar los números. Dado que no más de cuatro puntos se veían juntos comprendió que las barras representaban el número 5 mientras que los puntos indicaban valores entre 1 y 4. Los mayas trabajaron con un sistema en base 20 es decir, su sistema era vigesimal en lugar del decimal del que se utiliza actualmente. Por ejemplo, donde en la actualidad se usa 1, 10,100, 1000 los mayas usaban 1,20,400,8.000,160.000. Se cree que utilizaron el 20 como base dado que el cuerpo humano tiene 20 dedos.
Los mayas representaban sus números en columnas estando en la parte inferior las unidades. Estas columnas se dividían en niveles que utilizaban la base 20. Es decir en el primer nivel se podían escribir números de 0 a 19, en el segundo 20, el tercero 20 x 20 y el cuarto 20 x 20 x 20.
Por ejemplo, para escribir el número 32 se colocaban en el primer nivel dos rayas y dos puntos (esto equivalía a 12) y un punto en el segundo nivel (este equivale a 20). De la suma de ambos niveles se obtiene el valor 32.




Desciframiento del calendario maya


Charles Étienne Brasseur de Bourbourg luego de una infructuosa carrera como escritor ingresó en un seminario y allí, revisando los archivos se halló con libros que hablaban sobre los mayas como Popol Vuh, el libro épico que cuenta la creación de Kiche Maya, y Relación de las Cosas de Yucatán escrito por Landa.
Ya en esta época se sabía que el calendario maya se componía de dos ciclos separados. Uno de 260 días “la Cuenta Sagrada” llamado Tzolk’in y el de 365 días Haab (este último era el calendario solar). Gracias al libro de Landa Brasseur pudo reconocer el nombre de 20 días de Tzolk’in y también los nombres de los meses de Haab.

Calendario Tzolk’in


Este calendario conocido como la Cuenta Sagrada consta de 260 días y es el que rige los rituales mayas. Este se compone de 20 días con nombre y 13 números. Se lo puede imaginar puestos en dos ruedas diferentes que van marcando el paso de los días. Con un simple cálculo se puede comprender que tiene 260 combinaciones diferentes. En total son casi nueve ciclos lunares, el tiempo promedio de la gestación humana y también hace alusión al mismo período de crecimiento del maíz.

Calendario Haab


Brassuer pudo descifrar varios meses del calendario solar Haab. Este se compone de 18 meses con 20 días cada uno y un período adicional que se componía de 5 días. Cada mes comenzaba con el número 0 y culminaba con el 19.

La rueda del Calendario


El poseer dos ciclos de tiempo, Tzolk’in y Haab, implica que cada día posee dos nombres uno para cada círculo. Si se juntan los dos círculos, se tiene que una fecha determinada no volverá a ocurrir en los próximos 52 años lo que equivale a 73 Tzolk’ins. Este dato se lo obtiene de la combinación de 52 x 365 = 18,980 = 73 x 260.

Calendario de Cuenta Larga Maya


Tal como, el calendario Gregoriano se focaliza en un evento, que es el nacimiento de Jesús, para datar, el Maya hace lo propio con el nacimiento de Venus. En esta fase los mayas develaron los grandes observadores del cielo que fueron al seguir y representar el movimiento de este Planeta. Este calendario de cuenta larga no utiliza ni el Tzolk’in ni el Haab sino que centra en un período de 360 días conocido como Tun. Este descubrimiento fue realizado por Ernst Förstemann a través del Códex de Dresden.
Equivalencias del Calendario de Cuenta Larga Maya

20 kins = 1 uinal = 20 días
18 uinals (18 meses de Haab) = 1 tun = 360 días
20 tuns = 1 katun = 7,200 días
20 katuns = 1 baktun = 144.000 días

Si bien Förstemann pudo descifrar este calendario no pudo correlacionarlo con ninguna fecha del Calendario Gregoriano. Recién el experto en civilización Maya, Eric Thompson, fue quien estableció que el Calendario de Cuenta Larga se inició el 11 de agosto del año 3.114 a.C.

T. Schnell, Joshua;Keeping the Cosmos: Archaeology and the Decipherment of the Maya Calendar System; Michigan State University





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...