La prehistoria en América

Antes de comenzar a desarrollar la historia de México es indispensable comenzar por los tiempos más remotos para así lograr comprender cómo fue el desarrollo de los primeros pobladores.


En general, se conocen tres grandes divisiones en la prehistoria de América.
  1. Arqueolítico (30.000 a.C. - 14.000 a.C.)
  2. Cenobítico (14 000 a.C  - 5.000 a.C.)
  3. Protoneolítico (5.000 a.C. - 2500 a.C.)

Arqueolítico (30.000 a 14.000 a.C.)

Durante esta etapa el clima muy frío y húmedo. Además la presencia de corrientes de agua permitió la aparición de pastizales que sirvieron de alimento a la fauna del lugar.
Es durante período en el cual comienzan a llegar humanos a la región. El proceso tuvo lugar en diferentes oleadas que paulatinamente fueron expandiéndose por todo el continente americano.
Estos primeros habitantes construían utensilios de madera y piedra. Su modo de subsistencia era la recolección de frutos y la caza de animales. Todas estas actividades la realizan en conjunto con un pequeño grupo de familiares.
Restos de esta época se encuentran en Valsequillo (Puebla), El Cedral (San Luis de Potosí), Tepexpan y Tlacopaya.

Cenobítico (14.000-5.000 a.C.)

Debido a los grandes y pronunciados cambios climáticos se produjeron importantes modificaciones en la fauna y flora del lugar. Como consecuencia de la glaciación muchas plantas desaparecieron y con ellas, la principal fuente de alimento de animales de gran tamaño.
El ser humano no se libró de estos cambios y debió desarrollar herramientas que favorezcan la caza de presas más pequeñas. Así, se perfecciona la construcción de proyectiles con puntas filosas y similares.
La organización social constaba de grupos más numerosos en donde existía la división del trabajo.
La agricultura comienza a desarrollarse siendo los primeros cultivos de guaje y calabaza.
Es posible hallar rastros de este período en todo el territorio mexicano.

Protoneolítico (5.000 a.C. – 2.500 a.C.)

La agricultura se perfecciona y comienza a cultivarse aguacate, chile, frijol y maíz. Como consecuencia, la vida se torna sedentaria, la división del trabajo se establece y comienza a construirse cerámicas.
Rastros de esta época se hallaron la sierra de Tamaulipas, Tehuacan y el valle de Oaxaca.


 Es interesante conocer la evolución de otro gran centro de civilizaciones, la región andina. Para leer sobre esta región ingresar a: Machu Picchu

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno, me ha ayudado en mi trabajo ojala y tuviese dinero te donaría pero solo soy un estudiante, buenos aportes y bien trabajados.

Anónimo dijo...

hola tambien me ayudo en mi tarea n____n

Anónimo dijo...

Buen sitio da informacion esencial. Y sencilla gracias

Miku Hatsune dijo...

Arigato gozaimasu!!!! (muchas gracias) \(>3<)/ me has ayudado mucho en mi tarea!! me has salvado la vida jeje siempre dejo mi tare a hasta el final .-. x3 sore... tenia q exponer y no sabia ni q decir

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...