Época clásica de México

La historia de México se encuentra dividida en diversos períodos y uno de ellos es el preclásico que a su vez presenta subdivisiones.
Época clásica de México: la vida sedentaria se inició durante el preclásico tardío y con este cambio se crearon urbes de gran tamaño y con estructuras de organización más complejas. La sociedad se hallaba muy estratificada y las diferencias sociales podían verse a simple vista analizando el tipo de vestimenta que llevaban las personas. Es una época de gran crecimiento demográfico que queda patente en la evolución de las urbes. Durante el clásico temprano (200 – 600) tiene lugar el período de apogeo de Teotihuacan aunque también existen otros centros menores como Monte Albán, Cholula y Tikal.
Como el tamaño de las ciudades era realmente importante se hizo necesario el desarrollo de formas de relación más sofisticadas en temas políticos y económicos.

Teotihuacan
El período clásico tardío (600 d. C.- 900 d. C.) se destaca por la caída de Teotihuacan, el abandono de las Tierra Bajas del sur y centro por parte de los mayas y la fundación de Tula.
Es una etapa en la que se comienza a construir importantes centros ceremoniales y urbanos en el altiplano central. Se erigen las grandes pirámides, se establece el politeísmo como religión, gobierno teocrático.
En Teotihuacan se construyen las grandes pirámides del Sol y de la Luna. 

Pirámide de la Luna

Pirámide de la Luna

Pirámide del  Sol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada