Tectitecos

 Poco se sabe acerca de la historia prehispánica de los tectitecos. El único dato que se perdura hasta el día de hoy es su lugar de procedencia. Se cree que provienen del imperio Man Zaculeu, mames, que luego de atravesar la ruta de San Idelfonso Ixtahuacán y Cuilco se establecieron en el actual municipio de Tectitán. Durante la época hispánica se lo conoció como Santa María Magdalena Tectitlán. Los historiadores afirman que la palabra Tectitlán proviene del náhuatl que significa “lugar de Pedernales”. Según una rama de investigadores el vocablo proviene de las palabras “tet” (piedra) y “titlán” (mensajero). A la llegada de Hernán Cortés, Tectitlán estaba conformado por 105 familias que en total sumaba una población de 338 personas. Su actividad más importante era el cultivo de maíz, caña de azúcar, habas y plátanos. Como artesanos se destacaban en alfarería. En el año 1879 se funda el municipio de Tectitlán bajo el gobierno liberal de Justo Rufino Barrios. 
Los tectitecos pueden encontrarse no sólo en Tectián (Guatemala) sino también en Amatenengo de la Frontera y Mazapa de Madero en Chiapas.
La lengua tectiteca recibe el nombre de teco o B'a'aj. Es una lengua de origen maya y proviene del tronco quicheano-mameano. El tektiteko es hablado sobre todo en las comunidades de Timuluj, Tichumel, Checaú, Toajlaj, Tiux, El Progreso, Ixconolí y Tuitzijom. 
Las viviendas tradicionales de los tectitecos eran construidas con paredes de adobe y techos de paja, pero a partir de los años 40 la paja fue sustituida por las láminas metálicas.  

Creencias religiosas 

Las creencias ancestrales se basaban en la concepción de sus padres la Tierra y el Cielo, y la interacción directa entre el hombre y la naturaleza. Aun hoy, se puede encontrar guías espirituales que ejercen de nexo con Ahau (Dios). Posteriormente con la llegada de los españoles se introdujo el catolicismo que fue adoptado por la mayoría de las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada