Día de los muertos en la cultura prehispánica

El día de los muertos ya se celebraba en el México prehispánico. Se conservan registros que mexicas, purépechas, mayas y totonacas tenían esta costumbre.

Los mexicas conmemoraban este día durante el noveno mes de su propio calendario, que equivale a inicios del mes de agosto, y se celebraba durante un mes entero. La diosa Mictecacíhuatl, más conocida como la “Dama de la Muerte” era la esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la tierra de los muertos.

En las culturas mesoamericanas la muerte no implicaba un castigo o un premio para el alma del difunto sino que creían que el destino de las ánimas dependía de la forma en que hayan muerto.

Algunos destinos que el ánima podía tener

El Tlalocan o paraíso de Tláloc, dios de la lluvia. Todas aquellas personas que morían en situaciones relacionadas con el agua (por ejemplo ahogados, víctimas de tormentas) se dirigían a él. Ese paraíso era un lugar de descanso y de abundancia. El cuerpo de la personas muerte que se creía que tenía por destino el Tlalocan eran enterradas en lugar de ser incineradas.

representacion tlalocan dia de muertos
Representación del Tlalocan

El Omeyocan estaba presidido por Huitzilopochtli quien era el dios de la guerra. Como es de esperar a este lugar arribaban las ánimas de personas muertes en combate pero también las mujeres que morían durante el parto y los cautivos sacrificados. El Omeyocan era un lugar de gran alegría se festejaba al sol y había música, bailes y cantos. Pasado cuatro años de estar en el Omeyocan las almas volvían al mundo terrenal pero convertidas en aves. Para los mexicas esta era la mejor de las muertes.
El Mictlán, a él llegaban las personas que morían de una muerte natural. Este sitio estaba presidido por Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, señor y señora de la muerte. El ambiente allí era muy diferente a los anteriormente descriptos ya que era oscuro y no se podía salir de él. Las personas que fallecían de una muerte natural eran enterradas junto a un perro conocido como xoloescuincle ya que este debía guiarlo para llegar a Mictlán. El viaje duraba cuatro años y el camino era difícil y muy tortuoso. El ánima debía entregar al señor Mictecacíhuatl una ofrenda la cual se le concedía al muerto al momento de su entierro.
Chichihuacuauhco. A este lugar iban los niños muertos. Allí había un árbol de cuyas ramas manaba leche con la cual se alimentaban los pequeños. Estos volverían a la tierra cuando la raza la habitaba fuese destruida.

Ofrendas a los muertos

Los muertos eran enterrados junto con sus objetos que en vida utilizó y junto a aquellos que pudiese necesitar en su viaje la inframundo. En las excavaciones arqueológicas se hallaron todo tipo de elementos desde instrumentos musicales hasta calaveras o esculturas de diosese.
En las culturas prehispánicas el recuerdo de los muertos era algo realmente importante y se le dedicaba en su honor uno o dos meses.
Un ejemplo la celebración Miccailhuitontli que tenía lugar durante el mes Tlaxochimaco cerca del 16 de julio del calendario gregoriano. Esta fiesta comenzaba cuando se cortaba el árbol xócotl, se le quitaba la corteza y se lo adornaba con flores. Durante veinte días se realizaban ofrendas a este árbol.
En el mes décimo tenía lugar la Ueymicailhuitl también conocida como fiesta de los muertos grandes. Comenzaba cuando se decía que caía el xócotl. La celebración constaba de procesiones que terminaban en rondas en torno al árbol. Durante esta se sacrificaban personas y se preparaban grandes banquetes. El paso siguiente era colocar una figura en la punta del árbol y danzar adornados con plumas y cascabeles. Cuando la fiesta terminaba,los jóvenes subían al árbol y quitaban la figura. Por último, se derribaba el xócotl. Durante esta celebración la gente construía sus propios altares para recordar a sus muertos.

Los mayas creían en la vida de ultratumba y creían que las ánimas debían transitar un camino muy peligroso hasta llegar al inframundo (Xibalbá). Para ayudar a encontrar el camino los muertos eran enterrados junto a perros.


Xantolo fiesta de las ánimas Huasteca

El Xantolo que significa Fiesta de las ánimas es un momento en el cual los parientes de los muertos rinden culto a sus familiares fallecidos. Durante estos días hay música, luz y se adornan los cementerios con especial dedicación. Los huastecos creen que el cuerpo vuelve a la tierra pero el alma queda entre los vivos.g


Día de Muertos patrmonio intangible de la humanidad

La UNESCO declaró el 7 de noviembre de 2003 el día de los muertos como patrimonio intangible de la humanidad. Para esta organización esta fecha es:
"...una de las representaciones más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo, y como una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor fuerza entre los grupos indígenas del país."

Con la llegada del catolicismo estas fiestas se mezclaron con las de la religión católica del 1 y 2 de noviembre y es muy común ver ritos prehispánicos mezclados con católicos.

Zapotecas


Los zapotecas se asentaron en el sur de los actuales estados de Oaxaca, Guerrero y Puebla y el istmo de Tehuantepec. Durante la época precolombina esta civilización fue una de las más importantes de Mesoamérica.

ubicacion zapotecos
Ubicación de los zapotecas
 
El término zapoteca deriva del náhuatl "Tzapotéecatl" y significa pueblo del Zapote. En sus orígenes los zapotecos se autodenominaban "ben´zaa" o "binni záa" en su idioma “gente de las nubes”. Su leyenda dice que nacieron de las nubes es decir, se consideraban los hijos legítimos de los dioses. Esto explica por qué se llamaban a sí mismos como gente de la nube.
Según los datos arqueológicos esta cultura tiene una antigüedad de 2.500 años. En los siglos XV y IV a.C. se desarrollaron su primer centro urbano importante cuyo centro se localizaba en San José Mogote. Entre los años 500 a.C – 1.000 d.C. (horizonte preclásico) los zapotecas se establecieron en el actual territorio del estado de Oaxaca, más precisamente en el los valles centrales. Su ciudad más importante fue la conocidísima Monte Albán.

monte alban
Imagen de Monte Albán
  
La vida de los zapotecas

En sus orígenes los zapotecas llevaban una vida sedentaria y tenían su propio panteón de dioses siendo el dio de la lluvia (Cocijo) quien ocupaba el lugar más importante. Los encargados de celebrar los ritos religiosos y los sacrificios humanos eran los sacerdotes.
En cuanto al arte, la escritura (jeroglíficos), la arquitectura, las matemáticas y los calendarios guardaban una gran similitud con los desarrollados por olmecas y mayas.
Los principales restos arqueológicos se encuentran en Monte Albán, allí existe una gran cantidad de construcciones, tumbas, estadios de juego de pelota y otros.
La economía zapoteca se basaba en la agricultura y sus cultivos principales eran los chiles, calabazas, frijoles, cacao y por supuesto, el maíz. La alfarería y el arte del tejido estaban muy desarrollados. Entre los ejemplos más conocidos de alfarería zapoteca se encuentran las urnas funerarias.
Entre los años 700 y 800 d.C. la ciudad de Monte Albán es abandonada pero surgen nuevos centros ceremoniales como El Tajín y Cacaxtla. 

el tajin piramide
El Tajin
 
La decadencia zapoteca

Si bien Monte Albán, el centro más importante zapoteca, cayó entre los años 700 y 1.200 d.C. la cultura zapoteca se perpetuó en los valles de Oaxaca, Veracruz y Tabasco.
A mitad del siglo XV, los zapotecas y mixtecas se aliaron para luchar contra los aztecas que deseaban ganar las rutas comerciales hacia Veracruz, Chipas y Guatemala. Los zapotecas lograron soportar el sitio en GuiengolaBajo el mando de su gran rey, Cosijoeza, los zapotecas soportaron un largo sitio en la montaña rocosa de Guiengola y realizaron una alianza con los aztecas que se mantuvo hasta la llegada de los españoles.

Religión zapoteca




Como se dijo anteriormente los zapotecas eran politeístas y tenían un amplio panteón de dioses.

Principales dioses zapotecas:
  • Totec: dios principal quien los regía.
  • Xipe: dios creador
  • Tlatlauhaqui: dios del sol.
  • Pitao Cocijo: dios del trueno y de la lluvia.
  • Pitao Cozobi: dios del maíz tierno
  • Coqui Xee: el increado.
  • Coqui Bezelao: dios de los muertos.
  • Pitao Cozana: dios de los antepasados.
  • Quetzalcoatl: dios de los vientos.
  • Xonaxi Quecuya: dios de los terremotos.

imagen cocijo
Escultura de Cocijo
  
xipe topec imagen
Xipe Totec

Una creencia zapoteca muy conocida es el “tonal” y consistía en colocar cenizas delante de la choza en donde había nacido un bebé. Al día siguiente se observaba la huella del animal que pasaría a ser el tótem del niño es decir, aquel animal que lo representa.
El nahualismo también estaba presente y es la creencia que los magos oscuros utilizaban su tótem para convertirse en dichos animales durante las noches y convertir maldades.

Calendario zapoteca

Yza: se componía de 365 que se dividían en 18 meses de 20 días cada uno. Con este se regían las cosechas.
Piye: se componía de 260 divididos en 13 meses. Esta medición se utilizaba para bautizar a los recién nacidos.




Cultura zapoteca

El ejemplo más importante de la cultura zapoteca son las construcciones de Monte Albán. Las pirámides que allí se encuentran tienen forma escalonada y hay de diferentes alturas. Una diferencia con otras culturas mesoamericanas es que en Monte Albán los complejos funerarios se incluían dentro de los límites de la misma urbe.
La vida y la costumbre de la región se conocen gracias a los códices mixteco-zapotecas que fueron escritos sobre piel de venado con símbolos jeroglíficos.

danzante zapoteca
Danzante Zapoteca

En Mitla, otra urbe zapoteca muy importante, existen pinturas murales que representan dioses nocturnos, águilas y a Cocijo.
Además de la escritura jeroglífica los zapotecas desarrollaron un sistema logofonético en el que se representaba cada sílaba del lenguaje con un símbolo específico. Este sistema de escritura influyó notablemente en la lengua olmeca, maya, azteca y mixteca.
Los zapotecas mantuvieron una buena relación con los aztecas y prueba de ello, es que se sabe que en Tenochtitlán vivían zapotecos que se desempeñaban como orfebres y fabricaban adornos destinados a los emperadores aztecas.

Actualidad

Hoy en día los zapotecas se dividen en dos grupos. El más grande se localiza al sur de la sierra de Oaxaca y el otro al sur del istmo de Tehuantepec. Grupos más reducidos se ubican en Guerrero, Veracruz y Chiapas. Todos juntos llegan a las 400.000 personas. El zapoteca es una de las lenguas indígenas más habladas.
Un personaje histórico de origen zapoteca fue Benito Juárez.

Interesante vídeo sobre los Zapotecas








Vestimenta azteca

Al igual que en otras culturas la vestimenta de los aztecas variaba de acuerdo a la posición social de la persona. En términos generales, se puede decir que hicieron uso de pieles de animales, pigmentos vegetales, plumas y oro. Estos dos últimos elementos, eran de uso exclusivo de las capas sociales más altas, la nobleza. Un detalle que realmente se destacaba la vestimenta era el colorido. La indumentaria era confeccionada por las mujeres ayudadas por un telar.
En el caso de los guerreros aztecas, la vestimenta diferenciaba sus méritos en la guerra. Los más destacados utilizaban adornos de oro, conchas y tocados muy elaborados. Por lo general, con las vestimentas se recreaban las figuras de algunos dioses.

vestimenta azteca guerreros
Vestimenta guerreros aztecas - Códice Mendoza
 
Las mujeres utilizaban lo que se conoce como huipil y quechquemitl. Técnicamente es una gran camisola que por debajo tiene una falda. Por encima, colocaban una mantilla.

vestimenta mujer azteca
Vestimenta mujer Azteca

Los hombres se vestían con un maxtle (un taparrabo) conformado por una tira de algodón que pasaban por las ingles y se ataban a la cintura. En los pies calzaban las catli, sandalias que sólo poseen talonera y se ataba a la pantorrilla a través de unas tiras.
Tanto la vestimenta de mujeres como de hombres se confeccionaban en base a fibra de manguey o ixtle. Este material se obtenía raspando las hojas o ramas de los árboles anteriormente mencionados. Con el tiempo, estas fibras fueron remplazadas por el algodón.
El trabajo de las plumas fue desarrollado con singular destreza. La obtención de las plumas se realizaba a través de la cría de aves o bien de la caza. Es curioso que las plumas verdes de quetzales sean más valoradas que el mismo oro. La razón es que este pájaro estaba muy vinculado con la religión azteca.
Como se dijo anteriormente, la vestimenta azteca se destacaba por su gran colorido. Este se conseguía por medio de pigmentos naturales, los dos más importantes fueron el índigo (obtenido de la planta indigofera) y el púrpura obtenido de caracoles.

Revolución de Ayutla

Se conoce como Revolución de Ayutla al movimiento insurgente que se originó en el departamento de Guerrero en el año de 1854. El motivo de esta revolución fue el descontento con el gobierno de Antonio López de Santa Anna que dirigía los destinos de la nación bajo el título de Su Alteza Serenísima una vez abolida la constitución de 1824.
Santa Anna es un personaje muy polémico dentro de la historia de México. En su historial se puede hallar actuaciones heroicas, actuaciones propias de un villano y una gran cantidad de cambio de bando político.
De su gobierno se destaca la gran corrupción con que se desarrolló. No existía ningún control ni atisbo de claridad en el manejo de los fondos, las garantías individuales eran inexistentes y la oposición era férreamente aplastada.
Santa Anna no solo era repudiado por el pueblo sino también por la burguesía liberal. Durante su gobierno, la orientación conservadora favoreció a determinados grupos de la aristocracia mexicana. La Iglesia se vio muy favorecida con un incremento enorme en todo tipo de posesiones además su opinión era tenida en cuenta a la hora de impulsar una nueva política.
Liberales como Melchor Ocampo (quien fuera gobernador de Michoacán), Benito Juárez (ex gobernador de Oaxaca), Ponciano Arriaga y otros se exiliaron en Estados Unidos. Desde allí se dieron cuenta que la única forma de que México progrese era derrocando a Santa Anna para instalar un gobierno de corte liberal. 

Plan de Ayutla

El día 1 de marzo de 1854 se estableció el Plan de Ayutla (Ayutla, Guerrero). Al frente de este movimiento se encontraba Juan Álvarez, Florencio Villareal (insurgente de la Independencia) e Ignacio Comonfort (coronel).
Este documento establecía que era necesario formar un gran frente nacional para terminar con el gobierno de Santa Anna. Álvarez y Comonfort lideraron una tropa compuesta de campesinos. Otros liberales como por ejemplo, Benito Juárez y Melchor Ocampo, que se habían exiliado en Estados Unidos se unieron al movimiento pero no prestaron ayuda militar sino que se dedicaron a definir las cuestiones políticas.
En el Plan de Ayutla estaba previsto que una vez que se destituyese a Santa Anna se nombraría de forma interina a un presidente de tendencia liberal y se convocaría a un Congreso Constituyente para que redactase una nueva constitución.
Con estas declaraciones, el movimiento tuvo eco en diversos estados de México. Al poco tiempo, se desencadenó una guerra civil. 

juan alvarez plan de ayutla
Juan Álvarez


La guerra

Cuando Santa Anna se percató de los levantamientos de Guerrero intentó acabar con ellos de manera inmediata. Para ello, ordenó que se ejecutase a toda a aquella persona que poseyese un ejemplar del Plan de Ayutla y que no lo quiera entregar a las tropas del gobierno. Paralelamente, impuso la leva (enrolamiento forzado al ejército) e incrementó el presupuesto del gobierno central marcadamente. Dado que México se hallaba en una situación financiera caótica recurrió a los impuestos y al restablecimiento de las aduanas interiores (alcabalas).
Santa Anna se dirigió a Acapulco, que era el centro de la revolución, con una fuerza de seis mil hombres. A pesar que el ejército insurgente apenas contaba con 500 hombres que estaban refugiados en la fortaleza de San Diego logró ocasionar muchas bajas al ejército de Santa Anna. Éste al ver que contaba con pocos efectivos, debido a que muchos desertaron, otros tantos habían sido afectados por enfermedades tropicales y otros simplemente murieron en el combate, decidió levantar el sitio y retornar a México. En el camino de vuelta, destruyó y arrasó a todas a aquellas poblaciones que habían prestado apoyo al plan de Ayutla.
Con este primer éxito, el Plan de Ayutla se propagó rápidamente por México. Otro estado en sumarse a la revolución fue Michoacán le siguió, Tamaulipas, Jalisco, Guanajuato.
Para frenar la revolución, Santa Anna utilizó el terrorismo de Estado. Dispuso que toda población que apoyase al plan de Ayutla sería exterminada, decretó la ocupación de las propiedades de los rebeldes, los civiles que poseyeran armamentos serían condenados a muerte y el destierro fue cada vez más habitual. 

Bando publicado por Santa Anna el 29 de julio de 1854
«Toda aquella persona á quien se probare que ha divulgado noticias falsas ó alarmantes, sea cual fuere la clase á que pertenezca, será reducida á prisión, considerada como conspiradora, y por esto juzgada con arreglo á la ley de 1° de Agosto de 1853. El que se ocupare censurar los actos del Supremo Gobierno ó los de alguna de las demás autoridades de la nación, será reducido á prisión, y juzgado y sentenciado como faccioso. Incurrirá en la pena de doscientos pesos de multa, ó en la de dos meses de prisión, todo aquel que no denunciare á los que se ocupan en suponer descalabros que sufren las tropas de gobierno, ó en aplaudir ó ensalzar la revolución».

Además del terror Santa Anna recurrió a la demagogia para ganar el apoyo del pueblo. Para ello, se apoyó desde el gobierno la celebración de fiestas patrióticas y religiosas. También se convocó a un concurso para elegir el himno nacional. El día 11 de septiembre de 1854 se eligió la poesía de Francisco González Bocanegra. Una de las estrofas de esta aludía a Santa Anna como héroe nacional. Tiempo más tarde, esta fue suprimida del himno.
En junio de 1854, Comonfort viajó a Estados Unidos para solicitar recursos para el movimiento revolucionario y una vez que consiguió los fondos se dirigió a Michoacán.
En esta época Santa Anna, convocó un plebiscito para que los ciudadanos expresen si deseaban que el continuase en el poder o si preferían a otro gobernante. Todo aquel que prefirió que Santa Anna dimitiera fue apresado.
Con la revolución triunfando en estados claves de México la aristocracia mexicana dejó de prestar dinero al gobierno. Los conservadores veían a Santa Anna como un inepto que no podía conducir el país y comenzaron a realizar las gestiones necesarias para establecer el Segundo Imperio Mexicano.
A mediados de 1855, Benito Juárez, instigado por Comonfort, se dirigió a Acapulco para formar parte del cuartel general de la revolución. El grupo de Ocampo, entraría en acción apenas unos meses más tarde.
Ante la situación general, Santa Anna abandonó México el día 9 de agosto de 1855. Apenas abandonó la capital una multitud de personas se dirigieron a donde estaba enterrada la pierna amputada a Santa Anna, la desenterraron y la arrastraron por las calles de la ciudad. Luego destrozaron la estatua del dictador que estaba en la plaza de El Volador.

Gobiernos interinos

Una vez que Santa Anna dejó el poder, los conservadores nombraron una junta de Representantes y establecieron a Martín Carrera como presidente interino pero este sólo permaneció en el cargo 28 días dado que la columna liberal avanzaba hacia la ciudad. El 1 de octubre, los liberales establecen una nueva Junta de Representantes y esta designa a Juan Álvarez como presidente interino.
Con Álvarez se inicia una nueva generación de presidencias liberales entre los que se destacan: Benito Juárez, Melchor Ocampo, Ignacio Ramírez, Miguel Lerdo de Tejada y Guillermo Prieto.

Principales medidas tomadas por los gobiernos liberales

Ley Juárez (Benito Juárez) de 1855, suprimió los privilegios del ejército y de la iglesia. Todos los ciudadanos fueron declarados iguales ante la ley.
La Ley Lerdo de 1856, las corporaciones eclesiásticas y civiles debieron vender los bienes inmuebles a quienes los arrendaban
La ley Iglesias de 1857, reguló el cobro de derechos parroquiales.

Juegos tradicional mohave: Shinny

El shinny es un juego tradicional practicado por los mohaves. A continuación se presenta un texto extraído del libro “Cómo juegan los niños de todo el mundo” de Miguel Medina editado por Ramón Sopena.

El shinny (nombre que no tiene traducción) lo juegan todas las tribus indias americanas, desde lasque viven en las cálidas arenas del sudoeste, hasta las que residen en el remoto norte.
Hay shinny de verano y shinny de invierno, y constituye el deporte nacional de los indios Pueblos y mohaves del sudoeste. Su constante práctica ha hecho de los Mohaves los corredores más veloces entre todos los indios.
Algunos de estos juegos de shinny son para dos jugadores nada más.Uno de los mejores es el llamado shinny doble porque en él no toman parte más que dos personas. Primeramente se pone en el suelo un tarugo de madera y, partiendo de él, recorren los dos jugadores cuarenta pasos en opuestas direcciones y allí hacen en el suelo una larga raya que la ha de servir de goal al contrincante. Como cada jugador mide con sus pasos la línea del rival, ofrecen un cómico espectáculo, porque dan estupendas zancadas a fin de que el goal del contrario quede todo lo lejos posible del punto de salida.
Colocados sobre la línea que acaban de marcar, se ponen frente y grita a pleno pulmón:
¡Ji! ¡ji! ¡ji!
Shinny

Al salir de sus labios la última sílaba, echan a correr a toda velocidad hacia el tarugo, porque el primero que le pone el pie encima tiene derecho a tantear lentamente el golpe de su cachiporra, como un jugador de golf, y lanzar el tarugo hacia el goal que ha sido marcado para él.
Entonces los jugadores, pegados hombro con hombro, vuelven a gritar: ¡Ji! ¡ji! ¡ji! y echan correr porque el que pisa primero el tarugo gana la segunda tirada. Así se continúa la lucha hasta que uno de los jugadores hace pasar el tarugo más allá de su línea de goal.
El tarugo lo hacen cortando un trozo de rama de cinco a siete centímetros de diámetro por unos de alto, de suerte que parece un chito algo corto.
Los indios zunis de Nuevo México juegan un shinny en el que pueden tomar parte dos jugadores equipos. A doscientos o trescientos metros de distancia trazan en el suelo dos círculos que sirven de goals. A mitad de distancia entre ambos cavan un hoyo de treinta centímetros de diámetro, en el cual ponen una pelota que cubren con un montón de arena para que quede oculta, pero no en el centro, para que los jugadores no sepan con precisión dónde tienen que cavar con sus cachiporras para extraerla.
Si no toman parte en el juego más que dos jugadores, se colocan uno frente a otro, con el montón de arena entre ambos y con la espalda vuelta hacia su respectivo goal. Si jugando a mitad de distancia entre juegan dos equipos (generalmente de cuatro a seis jugadores), se forman dos líneas paralelas a dos o tres metros detrás de sus capitanes. Antes de empezar, cada jugador traza en el suelo con su cachiporra una línea en zigzag representando un rayo, porque se considera como una especie de talismán para jugar bien. Luego, a una señal convenida, que ser ser un grito, los dos jugadores comienzan a escavar precipitadamente en el montón de tierra con las cachiporras para desenterrar la pelota, después de lo cual, el objeto es enviarla al círculo contrario.
Es regla del juego no dar ningún golpe mientras la pelota está dentro de un círculo de goal, o, lo que es igual, cuando la pelota ha entrado en un círculo, los jugadores deben esperar a que salga de él para lanzarla. Si se detiene dentro del círculo el juego queda terminado. Si en una lucha encarnizada alrededor de uno de los goals, un jugador tiene la desgracia de enviar la pelota a un círculo, se cuenta como si lo hubiera hecho uno de los adversarios y se da el juego al enemigo.
Ningún juego llega a nosotros a través de los siglos deleitando a una serie de generaciones si no es verdaderamente interesante; y, en efecto, en estos juegos del shinny indio hay ocasiones para lucir el arte y la técnica.
Por ejemplo, los jugadores han ideado la mejor jugada que se puede hacer cuando dos equipos están jugando a mitad de distancia entre el punto de salida y uno de los goals. Si a pesar de todos los esfuerzos un equipo ve que se llevan la pelota de un goal como en A, un golpe de frente de uno de los enemigos la enviará dentro del círculo D. Sería inútil que un jugados tratase de enviar la pelota hacia el punto de donde salió E, pero sí se puede torcer su curso hacia un lado como B y C, habrá impedido que entre en el goal y habrá dado ocasión para que sus compañeros la envíen hacia el centro de E. En una partida bien jugada, cuando un equipo ve que la pelota se dirige hacia costado, mientras que dos jugadores del bando contrario les siguen para impedirlo.
Las tribus de indios de California han ideado un shinny que tiene por fundamento la velocidad. Gana el equipo que envía primeramente su pelota a una estaca clavada en el suelo a unos cuatrocientos metros de distancia, y después de dar Ia vuelta en torno de dicha estaca, la devuelve a un hoyo abierto en la línea de salida. Llámase este juego del relevo. Al ir a empezar el juego, los jugadores se distribuyen en dos grupos iguales, provisto cada individuo de su correspondiente cachiporra.
Uno de nuestros grabados indica la colocación de los jugadores en el juego del relevo. Se traza en el suelo una raya en la que se ponen dos pelotas a tres metros de distancia. En la misma raya se sitúan los capitanes. A cuatrocientos metros de la raya se clava una estaca en el suelo. Los dos equipos se distribuyen en líneas paralelas. Cada hombre representa un relevo y es responsable del espacio de terreno que se extienda ante él. Al grito de ¡Jip! los dos capitanes despiden la pelota con un golpe de cachiporra, de manera a que llegue al relevo inmediato. Si el capitán no ha dado bastante fuerte y comprende que la pelota no va a llegar al primer relevo, corre tras de ella y le da otro golpe. Cuando la pelota pasa al territorio del segundo jugador, éste, sin esperar a que se detenga, corre tras ella y le pega con la cachiporra para que siga rodando. Cada jugador tiene una pelota de repuesto para utilizarla inmediatamente en caso de pérdida de la pelota original. No se permite tropezar la pelota del equipo contrario. Si ocurre esto por casualidad, suena el grito de protesta: ¡Jip, jip jip!, al que responde el grupo culpable: ¡Ji, ji, ji! que es una forma india de excusarse.
Hay en este juego dos momentos culminantes: cuando las pelotas están dando la vuelta a la estaca, muchas veces en dirección opuesta, y cuando están cerca del goal. Generalmente la pena impuesta a los vencidos es una danza solemne, baila da ante los vencedores. Los palos o cachiporras suelen estar adornados con rayas, dibujos, etcétera, y también suelen adornarse de igual modo las pelotas usadas en estos juegos.