Día de la Virgen de Guadalupe

En la tradición mexicana se cuenta que la Virgen de Guadalupe se presento en cuatro oportunidades a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin. Esto tuvo lugar en el año 1531 siendo la última aparición la del 12 de diciembre de dicho año. El relato de estos hechos se encuentran en el Nican mopohua que habría sido escrito por el índigena Antonio Valeriano (1522-1605) y publicado por Miguel Sánchez en el año 1649.

Historia de la aparición de la Virgen de Guadalupe

San Juan Diego Cuauhtlatoatzin nació en el año 1474 en Cuauhtitlán y pertenecía a la etnia chichimeca. El significado de su nombre es águila que habla o el que habla con un águila. Siendo adulto recibió el bautismo en el año 1524 junto con su esposa María Lucía. Desde su conversión al cristianismo guardo una vida cristianamente correcta e incluso estudio el catecismo.
El día 9 de diciembre de 1531 se le apareció por primera vez la Virgen María quien se le presentó como “la perfecta siempre Virgen Santa María, Madre del verdadero Dios”. Ella le encargó que en su nombre solicitase al obispo Juan de Zumárraga la construcción de una iglesia en el lugar que había aparecido. El obispo no creyó la versión de San Juan Diego. La Virgen volvió a presentarse a Juan Diego y le solicitó que insistiese con su petición. Al día siguiente, Juan Diego vuelva a contactarse con el obispo quien le hace una serie de preguntas para examinar su conocimiento del catolicismo y le pide pruebas que confirmen la aparición de la Virgen.

Historia de la Virgen de Guadalupe
Virgen de Guadalupe
 
El día 12 de diciembre de 1531, mientras Juan Diego se dirigía a la Ciudad, la Virgen realizó su cuarta aparición y le solicitó a Juan Diego que accediese a la cima de la colina Tepeyac para tomar unas flores y llevárselas a ella. A pesar del frío invierno y de la aridez del lugar, Juan Diego halló unas flores que las colocó en su tilma y se la llevó a la Virgen. Ella, le dijo que se las envíe al Obispo como prueba de su aparición. Juan Diego, se entrevista con el Obispo le enseña las flores que llevaba en su tilma y al dejarlas caer apareció en el tejido la imagen de la Virgen de Guadalupe.
Así comenzó la devoción por la Virgen de Guadalupe.
Juan Diego, dejó su tierra y bienes a sus familiares y se fue a vivir a una casa humilde junto al templo de la Virgen de Guadalupe. Su tarea era encargarse de la limpieza del templo y de acoger a los peregrinos que llegaban al lugar. A partir de entonces se dedicó a la oración y a la penitencia.
Juan Diego falleció en 1548 con fama de santidad.
El día 9 de abril de 1990, Su Santidad el Papa Juan Pablo II promulga en Roma el decreto De vitae sanctitate et de cultu ab immemorabili tempore Servo Dei Ioanni Didaco praestito. Y el 6 de mayo el Papa presidió la beatificación de Juan Diego.
El 31 de julio del año 2002, Juan Pablo II canoniza a Juan Diego en una celebración realizada en la Ciudad de México.

Vídeo de la canonización de Juan Diego celebrada en Ciudad de México por el Papa Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...