Acatecos


Los acatecos tienen su origen étnico en los mayas, esto lo comparten con los achís, chalchitecos, aguacatecos, lacandones, quichés o zutuhiles.
Ubicación geográfica: se encuentran en el territorio que hoy ocupa San Miguel Acatán, en el departamento guatemalteco de Huehuetenango, aunque también se los puede encontrar en México (estado de Chiapas).
Relación con otras etnias: mantienen una relación directa con Chuj, Kanjobal o Mam, debido a la proximidad geográfica.
Lengua: tienen su lengua propia llamada acateco.
Religión: existe el catolicismo pero también se también son devotos de su propia religión. Dando como resultado una fusión de creencias.
Historia contemporánea: los acatecos pasaron por varios períodos de emigración pero sin lugar a duda las más importante son dos y se las conoce como: Migración Interna y Migración Externa. La primera se debió a diversas razones y el territorio de destino era muy cercano. Entre estas razones se hallaban las económicas y las bélicas. La segunda, la Emigración Externa, se debe sobre todo a los enfrentamientos armados que ocurrieron en Guatemala durante los años 80. En esta época, emigran especialmente a México y Estados Unidos. Ya una vez en tiempos de paz muchos decidieron retornar a sus hogares.
Principales actividades: los acatecos tienen habilidad para el trabajo con metales entre los que se destacan los trabajos en hierro y cobre. En San Miguel Acatán este oficio se transmite entre generaciones. La habilidad con el manejo de los metales se puede apreciar a simple vista al visitar la ciudad ya que son ejemplo de ello, las rejas elaboradas. En San Antonio Huista, se especializan en la producción de campanas de cobre para los animales de cobre. Otras actividades que desarrollan son: la cerámica vidriada, velas, fibra de maguey.
En la región de la Sierra de los Cuchumatanes, la población se organiza para la comercialización de sus artesanías.
Organización social acateca: se basa en los gerontes. Es decir, los ancianos son los que tiene autoridad. Los principales ancianos gobiernan y en ellos, está la facultad de determinar las tierras y esposas que se heredan.
Las deidades más veneradas son los cuatro ángeles, estos son los encargados de brindar las lluvias bienhechoras y los espíritus difuntos. Poseen cinco santos patrones, la Virgen de la Concepción, el Cristo de Esquipulas, san Miguel Arcángel, san Rafael Arcángel y san Sebastián. Una tradición muy extendida son las leyendas sobre almas en pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada